arenhatdypenni.pleadincarcurecudicnervlogribotu.co

apologise, but, opinion, you are..

Browsing:

Category: DEFAULT

Morena De 15 Años - Various - Bailables Del Año Volume 5 (Vinyl, LP)

View credits, reviews, tracks and shop for the Vinyl release of Hits Bailables De Diciembre A Diciembre - Vol. 3 on Discogs. Label: INS - L.P. INS • Series: Hits Bailables De Diciembre A Diciembre - 3 • Format: Vinyl LP, Compilation • Country: Colombia • Genre: Latin • Style: Cumbia Morena De 15 Anos: Reviews Add Review 4/5(1). View credits, reviews, tracks and shop for the Vinyl release of Lo Mejor Del Año Vol. 2 on Discogs. Label: Discos Victoria - LPV • Series: Lo Mejor Del Año - 2 • Format: Vinyl LP, Compilation • Country: Colombia • Genre: Latin • Style: Cumbia, Vallenato, Descarga – La Banda Del Caribe: Morena De 15 Años Vocals 4/5(1). – El Combo De Las Estrellas: Morena De 15 Años Written-By – Vicente "Paysa" Maldonado: A6 – Grupo Salvaje (2) El Alacrán Written-By – Rafael De Cubas: A7 – La Nueva Generación (6) Tu Boquita Written-By – Ivette Pacheco: B1 – La Billo's Caracas Boys* La Casa De Fernando Written-By – C. Vidal*, P. Galán* B2 – El Combo De Las 5/5(2).

En los dos primeros, con motivo de la concesin para una base naval en el Golfo de Fonseca; y en el ltimo, por considerar que la construccin de un canal interocenico por fa va del ro San Juan afectara los derechos de Costa Rica sobre esa va y sobre su propio territorio, derivados del Tratado Caas-Jerez en y del laudo Cleveland en En los notas de protesta que esos gobiernos dirigieron, tanto al Gobierno de los Estados Un.

El Salvador y Honduras invocaban ser condueos 'con Nicaragua, de as aguas del Golfo de Fonsecq; condominio que por la propia naturaleza de la indivisin privaba a sta, del derecho de otorgar concesiones sin fa consulta y el consentimiento previos de los otros condueos. Costa Rica, por su porte, enderezaba sus objeciones contra la validez del trotado trayendo o cuentas la sentencio arbitral dictada por el Presidente Cleveland ensobre sus derechos en la navegacin del ro San Juan.

Pero tal reserva, al no ser incorpordda 01 texto del tratado, ni figurar en la ratificacin dada por el Congreso nicaragense, dej de tener el valor jurdico de una "clusula condiciona! Sin embargo, siendo que lo Corte Suprema de los Estados Unidos ha declarado que las resel vas introducidas por el Senado son ineficaces nicamente cuando modifican las estipulaciones de un tratado, y como aqueHa no altera ni la letra ni el espritu del texto de ese instrumento, juristas hay que sostienen que dicha reserva -adems de sus alcances morales- es muy valiosa y eficaz para proteger los derechos de los gobiernos centroamericanos reclamantes.

En ese sentido se pronunci el Secretario de Estado norteamericano, Robert Lansing, en nota que fechada el 13 de Marzo dedirigi al Ministro de El Salvador. Si alguna duda existiere -dijo- respecto al propsito de parte del Gobierno de los Estados Unidos de menguar o desconocer cualquier derecho de El Salvador, cuando se concert la convencin con Nicaragua, esa duda ha quedado disipada ante "10 declaracin explicita de Senado de!

Mas, lejos de quedar satisfechos con esa declaracin, los Gobiernos de El Solvador y Costa Rica dispusieron llevar a juicio a Nicaragua, ante Jo Corte de Justicia Centroamericana, alto tribunal que nacido de las convenciones suscritas en Washington enfuncionaba entonces con sede en la ciudad de Cortago.

En su demanda, El Salvador pidi que se declarara la nulidad del Tratado Chamorro-Bryan porque lesionaba sus derechos; en tanto que Costa Rica demand que se condenara a Nicaragua a abstenerse de ejecutar la convencin y a restablecer el estado de cosas existente antes de su celebracin.

En el primero de esos litigios, el Gobierno nicaragUense rehus comparecer ante la Corte alegando que. La Corte, sin embargo, dict sentencia el 30 de Diciembre de en la que despus de afirmar su competencia, declar qLle el tr'atado violaba los derechos de Costa Rica, pero se abstuvo de pronunciarse sobre la nulidad solicitada en razn de que una de las pOI tes contratantes -los Estodos Unidos- era ajena al ploceso.

En el juicio promovido por El Salvador, el Gobierno de Nicaragua compareci; pero aleg tambin como en el caso con Costa Rica, la carencia absoluta de jurisdiccin de la Corte Esta, en su fallo de 9 de Marzo dedescOl t la excepcin perentoria de falta de competencia y declar que el tratado controvertido afectaba Jos derechos de El Salvador y amenazaba su seguridad, por lo que Nicaragua deba restablecer, por los medios del Derecho Internacional, el estado de cosaS existente antes de la concertacin de ese instrumento.

Al propio tiempo, tomando en consideracin que los Estados Unidos eran extraos al juicio, la Corte de abstuvo de declarar la no ejecucin del Tratado. El repudio de Nicaragua El Gobierno de Nicaragua -sintindose respaldado en su actitud por el de los Estados Unidos- se neg a acatar las decisiones de la Corte Centroamericana.

Mantuvo inflexiblemente sus argumentos de que ese Ato Tribunal careca de jUf isdJccin pora conocer de un asunto que pona en juego su soberana y su integridad territorial; y aun ms, acus a la Corte de haber violado las convenciones de Washington que la haban creado.

Ese repudio provoc duras crticas en el campo internacional, en la Amrica Latina y an en otros sectores; crticas que se enderezaron tambin contra os Estados Unidos por la circunstancia de haber sido el Gobierno de este pas el patrocinador de las Conferencias de Washington dede donde naci la Corte de Justicia Centroamericana. En verdad, no se explica cmo habiendo sido ellos los "padrinos mismos de la Corte, en cuyo xito se hallaban aparentemente muy empeados, la abandonaran sin su auxilio y la dejaran sucumbir en la inaccin.

No fue sino aos despus, con ocasin de la reunin en Washingto'1 a fines dede los Conferencias centroamericanas que los Estados Unidos para soslayar las objeciones por parte de Costo Rico, suscribieron el Protocolo Oreamuno-Hughes de 19 de Febrero de Se pact en este documento que cuando el Presidente de los Estados Unidos fuera autorizado para adquirir la posesin de tos derechos que Costa Rica tiene en el ro San Juan y en Id Baha de Salinas, ambos Gobiernos entraran en negociaciones para determinar.

En cambio, han quedado todavla pendientes las reclamaciones de El Salva. Analizado bajo el ngulo puramente nacionai -nicaragense- el Tratado Chamorro-Bryan abre una interrogacin fundamental' Se trata de una opcin o de una cesin definitiva de derechos? No fue sino dos aos despus, en Marzo de en gestiones post factum, que se trat de enmendar e yerro mediante un cambio de correspondencia.

El Secretario de Estado Lansing contestando la pregunta formulada por Nicaragua a ese respectq, afirm que el tratado otorgaba a los Estados Unidos solamente un opcin. Vale decir, que ambos Gobiernos en futuras negociaciones, debern convenir -segn lo expresa el Arto. Este sentido negativo del tratado llev al Presidente Anastasia Somoza a introducir gestiones y demandas en Washington ante el Presidente Roosevelt -'--en las cuates me cupo en suerte participar- a fin de obtener una justa compensacin por el hecho de posponer "a perpetuidad" la construccin de la obra.

El plontamiento fue presentado en forma precisa. El Presidente Roosevelt llevado por su gran humanitar ismo, dio fovorable acogida al plontamiento; obtuvo del Congreso la asignacin de los fondos para los estudios que fueron hechos por una misin tcnica; pero desafortunadamente estall la II Guerra Mundial que vino a distraer la atencin y todos los esfuerzos de los Estados Unidos hacia ese trascendental conflicto.

Frustrado el proyecto de canalizacin el Presidente Somoza Gorda mantuvo la tesis de la compensacin que correspondfa recibir a Nicaragua por la posposicin indefinida de la apertura del canal As logramos obtener, por vas indirectas en " la promesa de la contribucin financiera de los Estados Unidos para la construccin de una carretera hacia el Atlntico por la ruta San Benito-Rama, obra que est ahora d punto de terminarse con una longitud considerablemente mayor que la que al inicio se contemplaba.

Nuestro deber eS. Mas de no llegar esa eventualidad al descartarse nuevamente la ruta por Nicaraguo, lo aconsejable y patritico ser'a proceder, con iniciativa propia, a lograr ese objetivo en la ms cercana oportunidad. Cada quien puede tomar el trmino que mejor re plazca, siendo entendido que la definicin y clasificacin de OPelON fue dada textualmente por las dos partes contratantes y que enajenacin o venta de derechos no es un trmino que pueda usarse con tcnica jurdica, pues la term;nologlO de Jas Leyes llama a sto cesin de derecho, y la opcin es la cesin de un derecho.

Esto conduce solamente a confusin de conceptos, siendo mucho ms claro eludir esos dos trminos, para usar el verdadero vocablo que manda fa terminologa jurdica y que escogelon y determinaron las mismas parles contratantes.

Una de las reglas de ms autntico interpretacin de un contrato, o de un tratado, es el sentida que le han dado a ese Convenio las mismas dos partes contratantes; sin que sea lcito ni jurdico darle un alcance rebuscado, que no le han dado, en documentos oficiales, las dos partes suscribientes.

Si las dos partes contratantes le han dado la significacin de que este es un Tratado que contiene una OPC1QN, no cabe a ninguna Autoridad, Organismo, Nacin o persona darle otro sentido distinto de la que han convenido en documentos oficiales, las mismas partes contratantes. En los Tratados, como en fos contratos privados, fa intencin de fas partes es lo regla suprema de interpretacin La intencin de las partes qued definitivamente, oficialmente, expresada en las notas oficiales posteriores cruzadas entre la Legacin de Nicaragua y la Secretara de Estado de Estados Unidos, en los cuales las dos partes contratantes convinieron en definirlo y calificarlo como "OPCION", Hay una Circunstancia que ha pasado desapercibida por los interpretadores de este 'Tratado; esta interpretacin oficial fue pedida expresamente para ser trasmitida al Congreso de Nicaragua, introducido ya el Tratado, con motivo de algunas dudas en cuanto a su alcance, las mismas que ahora se pretenden volver a suscitar, aunque tardamente.

Y el Congreso de Nicaragua, en vista de la interpretacin oficial del Gobierno de Estados Unidos, precisamente por haber sido disipadas esas dudas de si era o no una opcin, le dio su aprobacin No puede haber prueba ms clara de la intencin de las portes contratantes.

Si el Tratado Chamorro-Bryan contuviese una verdadera venta o enajenaci! La opcin se dio para constl uir el Canal de Nicaragua, con esa intencin y con ese objetivo, y esta opcin no alcanza ni llega hasta la parte negativa; para no construir el Canal.

Esta fue la verdadera intencin de los contratantes. Fundado en esta doctrina de derecho, Nicaragua debe plantear ante los Estados Unidas la cuestin de fijarle un trmino a la opcin concedida. Tratado Internacional; por las siguientes razones: a -el arriendo y la concesin fueron concedidos expresamente para facilitar la proteccin del Canal de Panam, para proteccin eventual del proyectado Canal de Nicaragua, lo mismo que poro poner a Estados Unidos en condiciones de tomar cualquier medida necesaria para la proyectada construccin del Canal de Nicaragua y ninguna de estos tres razones estipuladas en el texto son reales y valederos en la actualidad, despus de 50 aos; en razn de lo no construccin del Canal de N icaragua y en razn de que los mismos Estados Unidos no consideraron siquiera necesario hacer uso de ese derecho de proteccin del Canal de Panam en la guerra pasada; b -este hecho que los Estados Unidos no hayan usado de ese derecho, en 50 aos.

Al no haber hecho uso los Estados Unidos del derecho de arrendamiento v de Jo construccin de la base es completamente intil y sobrada la discusin sobre "status jurdico" de la soberanro en esas dos partes del territorio nacional, puesto que al no haberse cumplido y consumado el Tratado en este punto, tampoco naci a la realidad el derecho consiguiente y derivado de ejercer la soberana, la cual nunca la han ejercido en ningn tiempo, ni de hecho ni de derecho.

El Tratado habla de estar sujeto a las Leyes y Soberana, el territorio arrendado "durante el perodo del arriendo", y el de la base naval mientras esta "se mantenga"; no habiendo comenzado lo principal tampoco comenz lo accesorio.

En tal caso, tampoco en este segundo punto del Tratado se ha enajenado la Soberana Nacional, pues aun cuando se concedio el derecho a implantar la Soberana de Estados Unidos en esas dos zonas esto nunca lleg a realizarse, a materializarse.

Se qued en el papel del Tratado. A pesar de que Nicaragua rechaz acdtar el fallo, por obra de las circunstancias, por no haberse construido la base naval por obra de tiempo, ha venido a quedar, como dice la Sentencia, en el mismo estado que tena antes de la existencia del Tratado. Es decir, no hubo cambio alguno en virtud del Trotado. Con alguna frecuencia, y tambin con alguna ligere. El Tratado Chamorro-Bryan fue aprobado por unanimidad de votos en la Cmara del Senado y por mayora de 28 votos contra 7 en la Cmara de Diputados.

En la Constitucin de aparece esta "constitucionalizacin" al establecer el Art. Debe observarse bien que las cuatro palabras usadas en ese precepto LP) de "construccill, saneamiento, operacin y defensa" fueron escogidas con minuciosidad y acierto, teniendo en cuenta todas las estipulaciones del Tratado ChamorroBryan.

Pero el Partido Liberal fue ms adelante an. La Constitucin Poltica de todava avanz ms adelante en esta tendencia, porque permiti concertar ACUERDOS es decir ni siquiera mediante la categora de Tratados que "permitan a una potencia americana el uso temporal de parte del territorio nacional, exclusivamente para la defensa Continental" Arto 6 Cn.

Mientras el Partido Conservador lo concedi solo en el papel de un Tratado, el Partido liberal lo hizo en un simple Acuerdo Internacional y lo permiti con hechos tangibles. Agrguese a lo anterior el permiso que di el Gobierno de don Luis Somoza para que barcos de Estados Unidos pudiesen patrullar las aguas territoriales nicaragenses en nuestro Mar Atlntico.

A principios de un grupo de financieros neoyorquinos ternln de construir una lnea ferroviaria a travs de Panam, que resguardaban las autoridades de Washington con fuerzas armadas y maniobras diplomticas. Igual atraccin tena para los Estados Unidos el istmo de Tehuantepec, pero debido a dificultades que surgieron al respecto no se lleg a nada prctico. Poco despus de Cornelius Vanderbil esiableci en Nicaragua una lnea de trnsito interocenico, la que slo al comienzo tuvo xilo apenas lisonjero.

Los filibusleros de William Walker interrumpieron su irfico en y, excep1uando el corto perodo de ala empresa paraliz sus actividades de transpode. Cuando en una compaa francesa obtuvo de Colombia una concesin para construir nn canal a travs de Panam, el inters de un canal en Nicaragua revivi no slo entre capitalistas y especuladores de los Estados U:nidos y de Europa, sino tambin eritre los funcionarios oficiales de Washington y de las capitales centroamericanas.

Queriendo realizar su vasto plan de hacer de las cinco repblicas de la Amrica Ceniral un solo Estado, anhelaba el apoyo de los Estados Unidos para llevarlo a cabo. As pues, comenz a pensar en la reciprocidad de favores. El Minisiro de los Estados Unidos, C. Logan, se alarm un tan. Evads, Secretario de Eslado del Gobierno de Washington, recibi con indiferencia la proposicin.

Unicamene se limi a dar instrucciones a Logan para que observara atentamente toda gestin alrededor de la materia, desalentara la venta a cualquier potencia europea, y mantuviera informado al Departamento de Estado. En 10 referente a esto no podernos decir si el dicfador guatemalieco fomara o no cartas en el asunto. Pocas semanas despus, sin embargo, Logan, que esfaba en ntimo contado con. De ese modo se confirmara la Doctrina Monroe y podra construirse el canal bajo el absoluto control de los Estados Unidos.

Ya en su mensaje del S de Marzo deal Senado, Hayes ha-' ba dicho: "Este pas est considerando la construccin de un canal bajo control americano. Los Estados Unidos no pueden perrnitir que este control se entregue a ninguna potencia europea ni combinacin de ellas". Al hacerse 'evidente que la sociedad de Menocal no podra cumplir con las estipulaciones del contrato, Nicaragua frat de inducir a los estados bajo el dominio de Bardos a hacerse garantes de 11n emprstito para la construccin del canal.

Pero al fracasar este plan por cuestiones de finanzas, el Gobierno de Arthur temi, o pretendi temer, que Nicaragua volviera sus ojos a Europa. Frelinhuysen, Secretario de Estado a la sazn, envi instrucciones a fIenry C. Hall, Ministro en Centro Amrica, de negociar con Nicaragua un tratado canalero sobre las bases siguien: tes: 1 El Gobierno de los Estados Unidos construir el canal y conceder a Nicaragua la cuarta parte de las utilidadesl 2 Nicaragua ceder al Gobierno de los Estados Unidos las aguas y las islas del Lago de Nicaragua, ms una franja de territorio de cirico millas de ancho a lo largo de toda la ruta canalera; y 3 Los Estados Unidos compensarn a Nicaragua por la cesin territorial de las cinco millas.

En resumen, el propio Gobierno de los Estados Unidos estaba ya resuelfa a construir y con:l:rolar el canal. Fue en esta coyuntura que el dictador guatemalteca escribi cuatro significativas cartas.

De la que envi al Presidente Adn Crdenas, de Nicaragua, conocemos el resumen. Segn ste, Barrios dijo sin rebozo a Crdenas "que retirara toda pretensin exagerada en cuanto a trminos de igualdad con los Estados Unidos en el manejo y utilidades, y aceptara, sin ms demora, cualesquiera condiciones que aseguraran la conslrucqin del canal", 10 Eso fue, en concreto, lo que le aconsej Barrios, pero dijo ms aun, Entre otras cosas manifest: "Yo no soy como los centroamericanos que creen peligrosa para la integridad e independencia de Centro Amrica la intervencin norteamericana en empresas de esta naiuraleza En esto soy decididamenie norteamericano y prefiero el progreso de esa raza industriosa si pueden aumentar y muHiplicarse entre nosotros.

El aguijn del progreso, dijo, sera suficiente beneficio para el pas. Los Estados Unidos, deca es ta oira, estaban diepuestos a formar una especie de sociedad con Nicaragua para la consruccin y explotacin del canal. No sera indispensable que cediera ningn territorio a los Es:l:ados Unidos, pero era de esperarse que facilitara una franja de dos millas y media de ancho,- para serVidumbre de paso.

El manejo, conservacin y proteccin del canal se confiara a una Junta Administradora inegrada por cinco miembros, tres de los Estados Unidos y dos de Nicaragua, con poderes para imponer y cobrar derechos de trnsito, pero stos seran igual para los barcos de todas las naciones.

Nicaragua percibirla la cuarta parte de las utilidades, Morena De 15 Años - Various - Bailables Del Año Volume 5 (Vinyl Al enterarse Barrios de que Crdenas no haba presiado odos a esta segunda propues. Hall inforIna de la oferta de Barrios, en las siguientes palabras: "Tengo autorizacin del Presidente de Guafemala para manifestar a usted que est a su disposicin para llevar personlmente a Nicaragua su lima y definiiiva propuesta respecto del canal, y le garanfiza su aceptacin; me dijo, adems, que est convencido de que el Gobierno de Nicaragua no acta de buena fe, y agrega que el plan de ese gobierno es demorar las cosas a fin de hacer a la postre prevalecer sus trminos, " Creo que su ofrecimiento es muy digno de ser tomado en consideracin, para en caso de que fallaran las negociaciones pendientes".

Despus de una, entrevista con el diciador, Hall inform: "El General Barrios solicita autorizacin especia! Este nuevo giro de las cosas pareci hacer innecesario los servicios de Barrios. Hall, en consecuencia, recibi instrucciones de inforInar al Presidente de Guatemala que. Logan a Evarts, No. Evarts a Logan, No. Lognn a Evarts, No. Despachos de la Amrica Central, Vol Sin embargo, el documento coniena dos importantes clusulas adicionales, a saber: Nicaragua obtendra un prstamo de cuairo nlillones de dlares del Gobierno de Washington, a ms de una alianza con los Estados Unidos contra cualesquiera enemigos en la Amrica Central u otra parte del mundo.

En esa forma los estadisias nicaragenses, conocedores de la ambicin de Barrios, se protegan contra l. Es posible que tal actitud, junto con la manifestacin de Barrios a Logan en Febrero deen cuanto a que no reconocera el derecho de un solo esiado centroamericano a disponer del canalcausase igualmente desasosiego en los Estados Unidos.

A decir verdad, los diplomticos del Gobierno de Washington fenan instrucciones de vigilar afentamente no slo los movimientos de Barrios sino tambin los del Presidente de Costa Rica Toms Guardia y de sus sucesores, ya que desde tiempo trs ese pas abrigaba el deseo de hacerse participe de los beneficios del canal. Frelinghuysen, sin embargo, no cej; sigui esperanzado en que lo aprobara el Congreso en su prximo periodo de sesiones. Cleveland no se opona a la unin si se hacia sin el empleo de la fuerza, pero tampoco pona diques a una poltica de "sangre y fuego".

Idem a dem, No. Es interesante obser val' a este respecto que en el curso de una crtica etnpa de dis! Por ese entonces el Ministro britnico F. El extracto es este: "ilir. Frelinghuysen a Hall, No. Instrucciones, Amrica Central, Vol. No estn completamente claras aun las razones que tuvieron los legisladores para rechazar el tratado.

La votacin denlllestra que fue deri-otado pOI' los demcratas, quienes tal vez se Dpusieron, cuando menos, por esta'! Bulwer suscrito por los Estados Unidos e Inglaterra, y 3 constitua una rotunda desviacin de la poltica canalera de los Estados Unidos anterior apuesto que haca caer sobre los Estados Unidos la carga financiera de construir el canal y tambin la responsabilidad primordial de su manejo y defensa.

Vase asimismo la nota siguiente. En su mensaje anual de Clevcland inform as a la nacin: "Mi antecesor hiio que! Ahora, estando pendiente la resolucin de ese cuerJlo sobre dicho tratado, yo lo ped para reexaminarlo.

Un atento eso' tudio de sus estipulaciones me oblig a retirar1. Hall a Frelinghuysen, N. Despachos de la Amrica Central, Vol. Si bien consideramos justo estimular cualquier pro 'ecto de comunicacin interocenica mediante la construccin de un canal, el tal proyectD debe estar libre de las disposiciones aluqidas.

Hall a Frelinghuysen, telegrama en clave, Septiembre 28 de Despachos de la. Amrica Central, Vol. Frelinghuysen a Hall, telegrama en clave, Noviembre 1 de Instrucciones, Amrica Central, Vol 18, Pgs. Pero aquello se hlzD a la carrera y de mala gana. El texto del tratado, fechado elIde Diciembre dey conocido con el nombl'e de Tratado Zavilla. Frelinghuysen, figura en el "Sellate Reports", No.

Lo public el "Tribuno", de Nueva York, con fech 18 de Diciembre del mismo ao; un reprter de ese diario obtuvo subrepticiamente una copia. Los manuscritos del Departamento de Estado tocantes a este punto son demasiadD numerosos para citarlos aqu. Je los Estados Unidos adoptaron con l'espedo 3 la gestin unionista del presidente guatemalteco. Toda fa historia de fas Repblicas Centroamericanas est caracterizada por una lucha constante entre la Unin y el Separatismo.

La invitacin mexicana del General Iturbide, que envi a la Junta Provisional Consultiva una nota sugiriendo a Guatemala IIformar un todo con su Imperio" no fue sino temporalmente seguida.

Si la unin de Guatemala al Imperio de Mxico acae;:i el 5 de Enero de ella fue, en efecto, rota por el Acta de Independencia absoluta. La Constitucin del 17 de Septiembre de deca que la forma de este Gobierno era: "Republicana, representativo y federal". Enla Repblica Federal se disolv'o. Sin embargo, esos quince aos de vida comunitaria haban marcado las banderas, las constituciones y los usos.

El 15 de Septiembre de queda como la fiesta de la Independencia, mientras que 10 fecha del rompimiento no es ms que una pgina de historia, casi un mal recuerdo. Asimismo sus Constituciones permanecen impregnadas: la de Gua temala, l Iaspira al restablecimiento de la Unin Centroamericana Art. Slo la Constitucin de Costa Rica no subraya este ideal centroameri. Rogelio Herrera piensa que eso sera, sin embargo, suficiente razn para enmendarla. El agrega que la comunidad de lengua, de religin, de origen, de historia y de tradicin constituye un elemento fundamental.

El General Francisco Morazn, campen ll. No fue sino hasta que las veleidades de una unin se presentaron suficientemente consistentes, cuando el 20 de junio de ese ao, bajo el impulso del doctor Policarpo Bonilla, entonces Presidente de la Repblica de Honduras, se reunieron en Amapolar Honduras los Plenipotenciarios de El Salvador, Nicaragua y Honduras.

Ni Costa Rica, ni Guatemala mostraron, entonces, aparentemente, inters alguno por esta Segunda Constitucin Federal deque en su Art. Eso no fue ms que efmero, puesto que doce das despus de haberse establecido el Poder Ejecutivo de Amapola los responsables del golpe de Estado de El Salvador lo declaraban disuelto Puede ser que haya sido paro sealar el primer Centenario de la Independencia que en San Jos, el 19 de Enero de.

Nicaragua hizo depender entonces su adhesin a la unin a la preeminencia al reconocimiento del Tratado Chamorro-Bryan. El nuevo Estado de Panam fue acusado de estar guiado por. El 1 de Octubre dela Constitucin Federal entraba en vigor entre los tres signatarios, al no haber aceptado el Congreso de Costa Rica, fa rotificacin del Tratado.

Desgrciciadamente, a continuacin del golpe de Estado del 5 de Diciembre, fa Asamblea de GuatemaJa, en su sesin del J 4 de Enero de J no reconoca ms la autoridad supernacional: la nueva Federacin 5e desintegraba a su vez. International Cooperation Administration. Por los tratados de Tegucigalpa firmados el 5 y 10 de junio de el Comit de Cooperacin Econmica, nacido de la ODECA decidi suprimir las barreras aouaneras entre las cinco repblicas, de crear una tarifa exterior comn y llevar a cabo la integracin industrial.

As', Morena De 15 Años - Various - Bailables Del Año Volume 5 (Vinyl, la Amrica Central hasta ahora aglomer pequeos mercados tendientes a unificarse en un espacio econmico de doce millones de habitantes, incontestablemente ms lgico y comercial.

A fin de afirmar esta voluntad de comunidad, GLlatemalo, El Salvador y Honduras, a quienes Nicaragua se uni a fines de firmaron el Tratado General de Integracin EcoEn Costa Rica nmica Tratado de Managua ratificaba a su vez el Trotado haciendo asy brillor de nuevo las cinco estrellas.

Hoy, las cinco repblicas, son una verdadera comunidad econmica. Su "ejecutivo" es el Secretariado de Integracin Econmica Sieca que funciona efectiva y eficazmente en ciudad de Guatemala. Desde el Banco Centroamericano se preocupa de ayudar a las industrias integradas o a aquellas susceptibles de llegarlo a ser. Ya treinta y cinco millones de dlares han sido invertidos. Por supuesto, todo no est todava arreglado desde el punto de vista monetario, si el plan de integracin preve una unidad comn que ser probablemente el peso centroamericano, la convertiblidad no es todva absolutamente completa.

Es as que para facilitar los movimientos de capitales una "Cmara de Compensacin" fue fundada. Mientras el intercambio financiero entre las cinco era muy dbil, los movimientos de cambio estn casi al Jlerar a cincuenta millones de dlares.

El plan de liberalizacin de cambios sigue su curso. Los primeros objetivos han sido alcanzados. Todas las restricciones cuantitativas sern suprimidas en Libre circulacin de personas, de bienes, de capitales y de servicios tales son las caractersticas de esta comunidad econmica que ser oIgo ms que un simple mercado comn.

Delgado, Secretario General de la SIECA subraya en efecto: "Bien que la Organizacin sea ya una realidad viviente su importancia debe apreciarse ms en trminos al futuro que en trminos presentes". Indudablemente si, en cuanto a su fondo, tal vez menos en cuanto a su forma.

Si el Mercado Comn Centroamericano no dispone todava de un Poder Legislativo, el Secretariado de Integracin Econmica es sin embargo un organismo slido e incontestable.

En cuanto o la forma el MeCA est caracteriiado por sus producciones agrcolas que son lo ms a menudo de idntica naturaleza, caf, algodn, caa de azcar Es esa sin embargo; una cuestin que debera ser resuelta pues el aumento de nivel de vida debera arrastrar una aceleracin de movimientos comerciales con el correspondiente empleo y aminorar as el efecto de la distorsin. La Amrica Central de hoy, constituye pues un nuevo mercado.

La Repblica de Panam no est includa en la unin. Se habla de negociaciones con el MCCA pero nada se ha efectivamente realizado. Hay que, en efecto, recordar que Panam no se considera siempre como formando parte de la Amrica Central.

No se dice generalmente "Amrica Central y Panam'? Panam no est desde luego tan tentada a unirse a la asociacin latinoamericana de libre comercio que rene nueve pises de la Amrica Latina, entre ellos, Mxico y Colombia. Mientras los americanos hablan de Panam dicen que se trata de "un sandwich de tres pisos": en efecto, hay que considerar la Repblica de Panam Estado Independientela zona del Canal, concedida a los Estados Unidos para su explotacin y la zona libre de Coln, LP).

Mientras los europeos podran tener algunas veces tendencias a presentar los pases que componen la Amrica Central como ejemplos de inestabilidad poltica, y mientras esos mismos europeos no pueden dar, sino con gran trabajo, Jos primeros pasos de una integracin econmica dentro de la cual la nocin an fresca parece ser una renuncia a esas prerrogativds nacionales, a las cuales cada quien se aferra bajo pretextos de problemas tcnicos, se puede uno preguntar, si ese Mercado Comn Centroamericano -ideol de aos de esfuerzo-- no podr.

COiajero6 en el 'i:!. Aunque el rfo sea el desaguadero del Gran Lago de Nicaragua en el Atlntico, al alcance de puertos martimos y lacustres y de pequeos poblaciones fluviales de ambas repblicas vecinas, nada tan despoblado y tan remoto como sus riberas que hacen una impresin de tierra nueva, virgen, desconocida, de terra incgnita.

Es un lugar de soledad casi sagrada. Tal vez por eso mismo, los extraos viajeros norteamericanos que alguna vez pasaban, me parecan los ltimos pasajeros rezagados de la corrientlil humana que segua esa ruta cuando la fiebre del oro de California, en los barcos de ro del Comodoro Vanderbilt, hace cien aos, los ltimos fortyniners. La clase de simpata de que gozaban los pasajeros a California la not en El Castillo un viajero muy estimado entre nosotros, cuyos libros sobre nuestro pas an se leen con agrado, porque tena el ojo fresco para el paisaje tropical y las pequeas peculiaridades de nuestra vida.

El curioso viajero era Mister Squier, primer Encargado de Negocios de los Estados Unidos en Nicaragua, quien pas por el rilo hace ms de cien aos, haciendo ef viaje desde Greytown hasta Granada en un bongo -una canoa exagerada, como l decaque se llamaba la Granadina.

Mister Squier era feliz en los tortuosos meandros y lagunas de la desembocadura del ro que le recordaban los bOiYOUS del Mississippi, buscando con la mirada entre los camolotes de las orillas para ver si encontraba un manat o vaca marina, un animal que nunca haba visto vivo y que saba que all habitada, pero no tuvo suerte hasta ms adelante, cuando pasaban frente a la bocana del ro San Carlos, el ms caudaloso de los grandes afluentes, donde logr6 al fin ver dos manates enormes pastando yerba en una isla, los cuales se tiraron al agua al acercarse el bongo.

Las tormentos elctricas que repentinamente se desencadenaban sobre el ro le recordaban -hombre de gustos literarios- las tempestades descritas por Lord Syron y pensaba que nunca olvidara la excitacin, el placer, la novedad de una noche de aqullas. Rayando el alba lo despertaba el canto de la Salve que entonaban en coro los remeros del bongo -Salve a Mara que volver'an a repetir cuando empezara a obscurecer- y se desayunaba civilizadamente Con jamn cocido, pltanos fritos, pan y chocolate, que Sen, su criado, le preparaba, porque no se atreva a probar las iguanas con que se regalaba la tripulaCin nativo, y nunca pudo dominar, como hubiera querido, su repllgnancia por los reptiles.

Pero mientras el bongo se deslizaba junto a la orilla para evitar la fuerza de la corriente bajo el ramaje y las enredaderas cuajadas de flores multicolores y perfumadas, que tocaban la chopo, Mster Squier se complacfa en observar Jas iguanas vivas que lo miraban con sus ojuelos encend.

Literalmente andaban sobre el agua, escriba Mster Squier, refirindose a las cresta das lagartijas verdes que llamamos gallegos. Los sucesores diplomticos de Mster Squier en Nicaragua poco saben del rfo: nunca se les ocurre llegar a contemplar los ms hermosos parajes tropicales de Centro Amrica.

Hace unos pocos aos, sin empargo, lleg un Ministro Americano acompaando al Presidente de la Repblica, en una jira de recreo y se fij en una reproduccin del conocido retrato de Walt Whitman por Thomas Eakins, recortada por m de la revista Life y que estaba clavada con cuatro tachuelas MLIY bellos parecan los pjaros tropicales de bri- en la pared de tablas encimo de un estante lleno de lillantes colores y las aves acuticas.

Alzando la mi- bros norteamericanos. Se le vea con toda claridad el orillas que ni siquiera se movan de los rboles enci- pensamiento: "No saba que Dickens fuera pintor, ni ma de ellos cuando se detenan a desayunarse. Su que hubiera pintado un retrato de Whitman" criado 8en, una maana, tir una grande guila ne- -Dickens me dijo usted? Eakins, el pintor cados.

Pero su admiracin mayor era la selva tropi- americano Thomas Eakins. Ya me han un siglo despus de su viaje el ro sigue tan bello y dicho eso mismo otras veces y me parece interesante. Los nicos sereS huma- Walt Whitman ero seguramente un buen poeta aunque nos que le llamaron la atencin en su largo trayecto no sea muy popular en los Estados Unidos. Yo hallo Nosodel ro, fuera de la muchachada de El Castillo, eran difcil su lectl,ra, lo confieso; algo montona dos indios me1choras, un viejo y un muchacho, que tros, sabe usted?

Stout cin de bananos y un rancho abierto, techo de paja en -"Nicaragua; its Post and Present"- un profeta cuatro postes, con una hamaca en que se meca con su desacertado, de quien haba dicho en su tiempo un mujer -personificacin perfecta, crea Mster Squier, diario de Filadelfja: "Mster Stout cree que el monifest destiny incorporar un do Nicaragua a los Estados del ocio y la tranquilidad.

Cuando lleg a San Carlos lo recibieron con dis- Unidos". Pero decididamente aquellos primeros encurso y banquete. Gente inclinada a lo oratoria, el viados eran superiores; se interesaban en el pas, lo espropio Comandante del puertecito brind elocuente- tudiaban, escriban sus libros, aunque Mster Stout no tuviera un estilo tan abundante como el de Mster mente. Encontraba que por su calma, su quietud y su belleza, el ro San Juan era General Taylor. Sin embargo, Jos yedras que se enredaPueblo dotado para lo poesa -del que deba na- ban y suban por los rboles para caer graciosamente cer ms tarde Rubn Daro- el mismo Comandante desde las cumbres, le pareclan surtidores verdes y a los invit a Mr.

Squier a hacer la siesta, recitando unos grandes caimanes semi-dormidos en los bancos de areVersos de un poeta nativo en los que se deca que la na los encontraba parecidos a los millonarios de su pas. Al que sent'a no haber visto pasar por el ro er vida sin siesta era cosa aburrida, insoportable.

Su patriotismo se vio colmado cuando un anciano que le a Mark Twain. Santa Anito de las carreras de Sdpos; pero tambin el ex-piloto del Mississippi, enamorado de los grandes ros, un ojo puro, maravillado, omnipresente, lleno de las imgenes que dejara escritas para la eternidad en Huckleberry Finn. Apenas se atrever'a uno a modificarlos. Era el mes de diciembre. Mark Twain desembarcaba en San Juan del Sur. La baha -un nitido pequeo semicrculo encerrado entre verdes colinas.

De all sala en diligencia. Los cocheros nativos iban armados de machetes. Los soldados nativos descalz:os, con mosquetas. Procesin de jinetes y jamelgos. Bello camino - y fa atmsfera fresca, 1I0viznosa. Naranjas, Bananos, Aguardiente. Tortillas calientes. Bonitas mujeres nativas -vuelos alrededor del ruedo de sus faldas. Un bello lago agitado por el viento. Dos volcanes como tiendas de cil'Co.

Uno ms alto. Muy bello con su espesa corona de nubes y surgiendo abruptamente de las aguas. Haba toda clase de fincas en ellos -todo se daba sin dificultad. Temperatura esplndida. Las orillas estaban llenas y se vean trechos de yerba, rboles como cipreses, rboles florecidos, rboles tan, festoneados de lianas que parecan torres de antiguas fortalezas cubiertas por la yedra; grandes helechos parsitos y altos, graciosos macizos de bamb, toda clase de rboles y de matas y todas de tal manera entrelazados con el precioso encoje de las enredaderas que ni un mico hubiera podido subir a travs de ellas Fresca brisa.

Mark Twain llevaba puesta una gorra de obrero e iba vestido de cualquier modo -l que tena fama de bien vestido en el Oeste y dejara para siempre el recuerdo de su figura llamativa, vestido de pana blanca entre gentes de gris o de negro-- por lo que un camarero, creyndolo un pasajero de tercera que se atreva a subir a cubierta, se le acercaba poco despus de salidos de San Carlos -tal vez cuando pasaba frente al lugar donde hoy est la hacienda San Francisco del Ro- y le deca con un nfasis de lo ms LP) -No se admite aqu a nadi.

En El Castillo, nuevo cambio de barcos y se. De aquel villorrio slo anotaba de carrera: chozas de paja de los nativos. Caf, pan, cigarros, puros, frutas deliciosas- todo se podo comprar en grandes cantidades por diez centavos. Mientras el barco bajaba el r. Grutas obscuras. Recodos encantados. Murallas en infinita confusin de tejidos de bejuco. Nada de forma. Nada de arquitectura. Todo tan intrincado que a pocos pasos slo se alcanzaban a columbrar monos por aqu y por all, pjaros gorjeando, pjaros de esplendorosos plumajes varando.

El paraso. El mismo paraso, en realidad El dominio imperial de la belleza. Era evidente que Mark Twain estaba entusiasmado, ebrio de formos y colores. Las cambiantes perspectivas del rlo -continuaba apuntandolos recodos y Jas puntas que retrocedan y se sucedbn, retirndose y revelando nuevas maravillas adelante, altas murallas de verdura, iluminadas cataratas de enredaderas, prodigiosas cascadas de hojas brillantes tan ajustadas unas!

Una sola pared de espesura, slida un momento, y fuego, cuando se avanzada, cambiando y abrindose en ventanas gticas, en hileras de columnatas, en toda clase de extraas y fascinadoras figuras.

Pero en Morena De 15 Años - Various - Bailables Del Año Volume 5 (Vinyl de ese delirio vegetal despertaba de pronto el hu marista y escriba: Maldito sea el brbaro del calas maltrecho que est mirando sobre mi hombro mientras tomo estas notas en el puente de las mquinas.

Uno sorpresa, sin duda alguna, para el mirn. Muchos lagartos en las orillas durmiendo al s Papagayos volando sobre los rboles. Pjaros de alegres plumas y gran pico encorvado como los que admiraban en los parques zoolgicos. Pjaros patilargos y cuellilargos que se levantaban torpemente del borde de la jungla, ponan el cuello en forma de S, apuntaban hacia adelante el larga p'co y echaban hacia atrs horizontalmente sus largas patas como un remo de governalle, para volar.

Eran aqullas las seales del trpico. El hechizQ del r'o se apoderaba de los pasajeros, pues si al principio todos decan que ese pas era slo para verse una vez y despus olvidarlo, echarlo de la mente, nunca volver, en el ro San Juan con el encantamiento en torno de ello! Luego, por muchos aos, pasaban aventureros, contrabandistas. Muy pocos eran los que regresaban y ninguno se quedaba. Los nicos colonos permanentes fueron algunos alemanes, como los fundadores de la hacienda San Francisco del Ro, el abuelo y el padre de mi esposa Maria.

Norteamericano, que yo supiera, slo uno se haba quedado para siempre, se hizo casi nativo, amigo y compaero de los nativos a los que conoca en sus ms nimias intimidades, de manera que lleg a convertirse en una especie de diario hablado con todas las pequeas noticias personales del pllertecito de Son Carlos. Era de origen irlands, nacido en una de las ms bellas regiones de los Estados Unidos, en los Adirondacks, pero haba vivido en Nicaragua bastante ms de cincuenta aos, primero en la Costa Atlntica donde pas su juventud y despus en el r'D.

Todos lo conocan por M:ster Kennedy. Ya viejo, su vida era recordar y murmurar. Me contaba sus cuentos repetidas veces porque se le olvidaba que ya lo haba hecho, especialmente la coronacin que presenci en Bluefields del rey mosquito HendYl que l pensaba, supongo, que algo tena que ver conmigo porque lo hab'a coronado en nombre del Gobierno de Nicaragua un to abuelo mo; y el viejecito irlands se mora de risa dicindome que Hendy parecla perplejo durante la ceremonia o pantomima porque el leo con que lo ungieron lo mandaron comprar de carrera a una farmacia en el ltimo instante y resultaba ser aceite de genciana, por lo que Hendy se llevaba los dedos de la mano derecha a la mollera y luego se los olio frunciendo la nariz como un mono que oliera una substancia desagradable, y as se estaba tocndose la mollera y olindose los dedos durante toda la ceremonia, rodeado de sus veinte mujeres, feas, chatas, estlidas y peludas.

MTster Kennedy haba tenido una finca de cacao en el rFo Zapote donde haba vivido con su esposa a quien todos llamaban La Madama, porque l as la llamaba: una anciana fina, pulcra, callada, que nunca habl espa l y conserv6 toda su vida un aire irreal, inadap. No necesitaba poro vivir ms que su sense of humour. Recuerdo que una tarde, corriendo a refugiarme de una tormenta que se acercaba, top con l en una esquina y me detuvo cogindome del brazo y con la prisa y el ruido del viento y la tormenta, no oa lo que trataba de decirme como si fuera algo importante, urgente, y re gritaba: Qu dice?

Qu Ch? En sus ltimos aos lo protega la Misin Canalera dndole un sueldo por anotar todos los das los datos de un pluvimetro y de un aparato para medir el nivel de las aguas del ro. Viv'a solo en un cuartucho con revistas americanas y su pipa: Una vez le escribi una cartita, con una broma, a la revista Time y se la publicaron. Cuando se puso enfermo, lo cuidaba Mster Colson, un negro grande, fofo, extraamente virginal y dulce, de enormes pies y manazas delicadas, de cara de ngel" que pareca un ngel negro pintado por Picasso.

Mster Colson, una maana, encontr muerto a Mster Kennedy. Toda la gente llor su muerte. Muy pocos norteamericanos de los que pasan por el r'o he podido tratar, porque generalmente son reservados con los nativos y van de prisa, envueltos en su propia esquivez, sintindose aventureros solitarios en la jungla donde no hay tericamente hombres civilizados y pensando nada ms en lo que llevarn o contarn cuando regresen a la civilizacin, a su pas, cuando vuelvan a Amrica.

Haba uno que tena un aserro en la bocana del rFo Santo Cruz, afluente del San Juan, con quien deseaba conversar porque me pareca un hombre culto, aunque algo seco, avinagrado, puritnico, pero en los dos o tres intentos que hice de hablar con l se mostr amablemente esquivo, caballeroso pero impenetrable, no s si por orgullo o timidez Haba sido profesor de economa en und de las universidades del Japn hasta la guerra, y buscaba en el ro, combinar los solitarios goces de la vida en la selva con un negocio floreciente de maderas.

El lugar en que estaba su aserro era paradisaco. Hizo construir cmodos campamentos de tablas con techos de paja; y una vez que estuve a verle por no s qu motivo, mir junto a su cama -uno camita de campaa- dos libros en perfecta armona con el paraje 'una biografa de Thoreau, el filsofo de los bosques, y ,una seleccin de sus obras hecha por Henry Seidel Camby.

Poco despus fracas en su negocio y se march dejando el aserro abandonado. Durante la guerra habra uno que se estuvo dos o tres meses en San Carlos viviendo en una casa de huspedes, sin hacer otra cosa que hablar de su propia persona con todo el que encontraba, aunque l no hablara ni una palabra de espaol, ni requiriera que su interlocutor, mejor dicho, su oyente hablara ingls o por lo menos lo entendiera.

El hablaba como si no existiera otra lengua que la suya y Jo verdad es que pona tanto inters en todo lo que contaba de s' mismo -y todo 10 coritaba- gesticulando tanto, sealando y mostrando tanta coso, su kepis, sus insignias, su pipo, su cartera, todo lo que poda alcanzar con la mano, que de algn modo se haca entender de cualquiera.

Deca que l era el oficial americano de m6s alta graduacin en Nicaragua -the highest ranking offieer in Nicarogua- y que antes de alistarse en el Ejrcito era tcnico qumico, muy alto empleado de la famosa Compaa Du Pont -mostraba una tarjeta en que constaba- donde ganaba un gordo sueldo semanal de no recuerdo cunto. Tena por lo menos sesenta aos y dos hijos ya hombres que tambin eran, segn dedo, altos oficiales del Ejrcito y se encontraban peleando en ambos frentes, uno en Italia, el otro en Normand!

El se haba vuelto a casar recientemente y su esposa viva en Chicogo con un niito suyo de ao y seis meses, que ero, o juzgar por sus fotografas, un beb encantador La mam era guapsima, joven, veintids aos a lo sumo, morena de grandes ojos negros, embrujadores, y fresca boca con una ancha sonrisa resplandeciente, no menos llena de malicia y diabluras que los ojos.

Por sus retratos, que el oficicil de ms alta gradacin en Nicaragua se complaca enormemente en ensear a todo el mundo, paleca andaluza, mediterrnea o latinoamericana -de la raza de Raquel Meller o de Carmen Miranda- pero resultaba ser norteamericana ciento por ciento. Sus cartas que leamos todos los habituados a la casa de huspedes, no eran como las esperbamos" apasionadas, y slo estaban llenas de los tiernos detalles de la vida y milagros del beb.

Las instantneas la sorprendan casi siempre entre bandadas de muchachas jubilosas, avanzando entl'elazadas en las calles de Chicago, rindose a carcajadas o tendidas en los parques sobre el csped y no slo se vean sino que pareck"m orse las risas en las fotogras. Lo que el oficial de ms alta gradacin en Nicaragua hada en el remoto puerto del lago y el ro ero esperar la llegada de un cargamento de semillas para un ensayo de plantacin de caucho. Al cabo de tres meses llegaron las semillas pero completamente echadas a perder, no s si por los insectos o por la humedad - y as se march, como todos, para no volverse a saber una palabra de l, aquel hombre del que tal vez ya todo lo sabamos, y al que nos era imposible olvidar por su mujer a la que slo conocamos en retratos.

Amigo mo propiamente slo lo ha sido mi amigo Douglas. Se apareci, una vez, inesperadamente, como lo hacan todos, pero estaba marcado con un signo distinto, por un estilo diferente. Cargaba una mochla de boy-scout, andaba puesta una gorrita de marinero y caminaba volando hacia adelante y hacia fuera las manos y ros pies con movimientos sueltos, flojos, como los de una mueca de trapo.

Mova la cabeza al andar como los ciegos -aunque sus ojos vean todo lo que se escurra por el suelo como quien va recordando una msica o silbando uno cancin. Atrapaba con increble celeridad sapos, culebras, gallegos y toda suerte de sabandijas que examinaba cuidadosamente -tomaba, si acaso, notas- y dejaba enseguida escapar, salvo en las raras ocasiones en que tena la suerte de dar con algn ejemplar particularmente interesante para definir algn punto indeciso de la tesis que estaba preparando para graduarse en Harvard, segn me dijo.

Jams he visto un entusiasmo igual al suyo cuando se apoder de una pequea tortuga de tierra que declar -bailando de alegra- ser algo inapreciable, porque destrua la afirmacin de lm eminente naturalista,' profesor suyo, de que esa clase de tortugas en que 'era el principal especialista, slo existan en Norteamrica.

La guard en un pequeo costal de manta en el que ya encerraba dos de especie menos revolucionaria y fue tremendo su desconsuelo 01 descubrir por la maana que el ejemplar heterodexo haba abierto un agujero y escapado, quedando en el costal las otras dos vulgares compaeras. No fue posible hallarla en los alrededores de la casa, ni debajo del piso, ni dar despus con otra de la misma especie por ms que la buscamos en las selvas vecinas.

Douglas era un universitario tipico de la generacin inmediatamente anterior a la guerra, de ideas radicales. No tenia la menor ambicin de dinero, amaba una vida simple en contacto con la naturaleza, dedicada a estudio de los animales, especialmente de los reptles. Conoca todas las plantos, todos os mQmferos y los peces, los reptiles y los pjaros. Hablaba con desprecio de los ideales prcticos de su tierra, salvo la ciencia, se avergonzaba de toda explotacin CQpitalista y se deca ateo.

Yo sospechaba que fuera comunista. Pero pocas veces he conocido un joven norteamericono ms sono de almo, ms comprensivo y bondadoso. Sus maneras entre toda clase de gentes elan sencillas y no le conoC' prejuicios de ninguna especie. Era un temperamente sensible, potico, que amaba todas las cosas bellas o interesantes por ellas mismas, de una manera natural y sin alarde y no tena ningn rasgo profesional, salvo cierta actitud cientfica, ligeramente deshumanizada, de manipular los ejemplares vivos que capturaba.

Yo lo v derribar -en un lugar donde los encontramos por centenares -unos pjaros mosca o colibres, usando tiros 22 cargados de arenilla de plomo que sin matarlos los atontaba y l con sus dedos largos, rpidos, inexorables, como pinzos les apretaba Jos minsculos pechos hasta romperles el corazn como un resorte. Deca que de ese modo sufran menos Sus dedos de atrapador y manipulador de batracios y de reptiles lo eran tambin de prestidigitador Mis pequeos hijos lo conceptuaban un poderoso M" gico, un ser enteramente excepcional, aunque tambin sus movimientos despreocupados; su incontenible ha.

Lo miraban con una mezcla de admiracin, de temor y de risa. Inesperadamente les sacaba de la oreja un chicle, una pi pi lacha, un perrozompopo, bicho que ellos consideraban terriblemente venenoso. Con la boca abierta' lo miraban tomar uno baraja, abrirla en abanico, pedirme a m que me fijara en una carta -yo me fijaba en el siete d corazn rojo- barajar, sacar una con pulcritud entre el pulgar y el ndice de la mano derecha, mostrarme el siete de tabletas preguntndome: "Es sta?

Se ayudaba a ganarse la vida en su pas para poder continuar sus estudios dando pequeqs actos de magia en clubs de mujeres y en fiestas particulares, cursaba en la Universidad con una beca y su primer viaje a Centro Amrica lo pudo realizar gracias a un premio que se habo ganado por un estudio de las serpientes del desierto de Arizona, e hizo un segundo viaje al ro San Juan por cuenta de unos negociantes de Bastan interesados en las posibilidades de la caza de caimanes en Nicaragua y la exportacin de sus pieles a los Estados Unidos.

En realidad se haba enamorado de la naturaleza virgen de estos lugares. Entre uno y otro viaje se cas con una muchacha de Cambridge y soaba comprar una pequea isla en el archipilago de Solentiname, en el Gran Lago, enfrente del Ro Fro de Costa Rica y del ro San Juan de Nicaragua, para tener en ella una pequea finca -unas pocas vacas, cerdos, gallinas- y vivir tranquilamente con su mujer.

No creo qLle ella se hubiera acomodado a nuestra vida elemental, ni renunciado a las comodidades de su pas con la resignacin de La Madama, pero de todos modos no result l negocio de los caimanes porque no haba suficientes en Nicaragua para interesar a los comerciantes de Bastan; y sobre todo, nunca lo v poner empe. Era, en verdad, un muchacho muy sabio. Nuestra amistad tuvo su 01 igen en los libros.

Cuando lleg a San Francisco del Ro y vio el retrato de Whitman sobre el pequeo estante de libros norteamericanos, disimul su extraezq, pero le v en los ojos que le sorprenda tanto corno encontrarse un caimn en Beacon Street o una danta pastando tranquila en el Boston Common. No pudo contenerse mucho rato sin embargo y sac del estante uno de los libros que result ser los "Four Quartets" de T.

Pareci por un momento no comprender. Nunca se estaba quieto en cosa, pero en el campo todo lo contrario es'taba largos ratos sin moverse. Para la despedida tenemos un instrumental bastante depresivo, "Am Ende des Weges", como anunciando el final del camino.

Size: 66 mb. Publicado por Dark-Side a las 21 Huellas en el Sendero, agrega la tuya! Bella Morte - - Where Shadows Lie. Size: Doubt The Rain Within Her Hands Relics Away Neverland Where Shadows Lie Autumn The Metro Mist and Stone The Dawning December Dreams As Night Calls Winter Publicado por Dark-Side a las 3 Huellas en el Sendero, agrega la tuya! En Alemania, Rapidshare ha revelado a gestoras de derechos las direcciones de usuarios que subieron contenidos con copyright a su sistema.

Brillig - - Mirror On The Wall. Y es que no queda otro remedio que rendirse ante un trabajo como este "Mirror on the Wall". Las dos voces brillan de manera especialmente destacada cuando se enzarzan en duetos como los que protagonizan en 'Truth or Dare? Size: 64 mb. Server: Mediafire Crew: Matt Swayne como cantante,guitarrista y programador. Elizabeth Reid a las voces,teclado y viola. Denni Meredith en el bajo.

Tracklist: 1. Intro 2. Finders Keepers, Losers Weepers 3. Mirror On The Wall 4. Truth Or Dare? Revamp 6. The Plagiarist 7. Pretty In The Dark 8. Empty Hours 9. In The Air Tonight Station High Outro Sin pass. Publicado por Dark-Side a las 5 Huellas en el Sendero, agrega la tuya! El segundo disco ha cambiado un poco. Server: Mediafire Tracklist: Susan on Blair A Whore for Royalists! Please Babylon Death Lydia Von Sydow H. Ceremony Blue white Dresses Blue City Blue Anna Transsexual Promises Gitanes Monroe Whisky Burton Whore II Acte Rosy Kampf Suspenders McDowell Sin pass.

Martyr Whore - - Roseydolvelt Ballet. Las pistas son tan fascinantes y emocionantes que pueden satisfacer a nuestras tribus avidas de "sano" y maldito post-punk? No son ciertamente los inventores de un nuevo estilo, pero Todas muy buenas pistas! El mismo sello que tiene entre sus filas a Madre Del Vizio y Engelstaub. Reality Sin pass. Y por fin, con "Zwei Seelen", he acabado por comprenderla y aplaudirla.

Carmen R. F en En definitiva un interesante documento sonoro que sirve para hacerse una idea del excelente potencial de Illuminate en directo y que no va a defraudar ni a los mas cerriles fans de la banda. Size: 67 mb. Sin pass.

Size: mb. Server: Megaupload Tracklisting: The Dungeon Meine Liebe The Perfect Lie Fetisch Private Joy Mistress of Dark Psycho Control Illusion Fehlfunktion Fallen Angel Painful Innocence Leaving Vampires Dinner Engelschrei Sin pass. Mantus - - Requiem. Server: Megaupload Tracklist: Untergang Still Sterne Ein Letztes Mal Bei Mir Labyrinth der Zeit Requiem Klang der Stille Massiv Sin pass.

Illuminate - - 10X10 Weiss. Size: 68 mb. Ein Erwachen Geheimes Leben Dort Am Fenster Traumtanz Nazareths Sohn

Consulta los créditos, las críticas y las canciones, y compra la edición de Vinyl de 14 Cañonazos Bailables Vol. 16 en Discogs.5/5(3). Jul 29,  · Provided to YouTube by The Orchard Enterprises Morena de Quince Años · Gran Combo de Colombia La Cumbia Colombiana. Éxitos Bailables. Vol. II . Aug 25,  · Provided to YouTube by Symphonic Distribution Morena de 15 anos · Os Atuais · Os Atuais Nossas Canções, Vol. 1 ℗ Fonomidia Comércio .

Jun 16,  · JOE ARROYO Y LOS BESTIALES MORENA DE 15 AÑOS EXCLUSIVO. Julio Jaramillo Vol 1 Nuestro Juramento (OUR LATIN THING - AÑO ) - Duration: Juan Luis y Salsa Chimpum Callao.

Jun 26,  · Ronald y sus Bravos - Morena De 15 Años - Duration: Difosa Music , views. Los Reales del litoral Morena de 15 años - Duration: chepinpon Recommended for you. Jun 16,  · JOE ARROYO Y LOS BESTIALES MORENA DE 15 AÑOS EXCLUSIVO. Julio Jaramillo Vol 1 Nuestro Juramento (OUR LATIN THING - AÑO ) - Duration: Juan Luis y Salsa Chimpum Callao.

Morena Bailable Oficial, Marcos Juárez. 10K likes. MORENA ES UN LUGAR PENSADO PARA Q VOS Y TUS AMIGOS DISFRUTEN DE LA MEJOR MUSICA EN .

Morena Bailable Oficial, Marcos Juárez. 10K likes. MORENA ES UN LUGAR PENSADO PARA Q VOS Y TUS AMIGOS DISFRUTEN DE LA MEJOR MUSICA EN . Feb 06,  · Provided to YouTube by ALTAFONTE NETWORK, S.L. Morena de 15 Años · Rumba 8 Cuecas & Cumbias ℗ ARCI MUSIC Released on: Composer: Vicente Maldonado Auto-generated by YouTube.

Feb 06,  · Provided to YouTube by ALTAFONTE NETWORK, S.L. Morena de 15 Años · Rumba 8 Cuecas & Cumbias ℗ ARCI MUSIC Released on: Composer: Vicente Maldonado Auto-generated by YouTube.


Sitemap

2 Augen - Virage Dangereux - Bringen Die Welt In Ordnung (Vinyl, Album, LP), Lullaby Of Broadway - Oscar Peterson - Songbooks (CD), Catch The Rainbow - Rainbow - Live In Munich 1977 (DVD), Untitled - Cybersecrecy - Polygraph (Vinyl), Curtain Calls - Old 97s - Too Far To Care (CD, Album), Ballad Of Mr. Jones - Jake Bugg - Jake Bugg (CD, Album), ฤาษีไฮเทค - หนิงหน่อง - หมู่บ้านเมียน้อย (Vinyl, LP, Album), Operator - Barbara E Leigh & The Everlovins - Barbara E Leigh & The Everlovins (Vinyl, LP, Album), Mimi Nu Plănge, We Belong Together - The Belmonts / Carlo* - We Belong Together / Ring A Ling (Vinyl), Czas Jak Rzeka - Czesław Niemen & Akwarele - Czy Mnie Jeszcze Pamiętasz? (CDr, Album), Tellement JAi DAmour Pour Toi - Céline Dion - Les Premières Années (Cassette), Recharge - DJ Heretic* - Fusion (Cassette)

8 Replies to “ Morena De 15 Años - Various - Bailables Del Año Volume 5 (Vinyl, LP) ”

  • Discover releases, reviews, songs, credits, and more about Bailables Del Año Volumen 5 at Discogs. Shop Vinyl and CDs and complete your collection. Country: Colombia • Genre: Latin, Folk, World, & Country • Style: Salsa, Cumbia Morena de 15 Años Various: Bailables Del Año Volume 5 ‎ (LP, Comp) Discos Fuentes: MFS US: 4/5(1).
  • View credits, reviews, tracks and shop for the Vinyl release of Hits Bailables De Diciembre A Diciembre - Vol. 3 on Discogs. Label: INS - L.P. INS • Series: Hits Bailables De Diciembre A Diciembre - 3 • Format: Vinyl LP, Compilation • Country: Colombia • Genre: Latin • Style: Cumbia Morena De 15 Anos: Reviews Add Review 4/5(1).
  • View credits, reviews, tracks and shop for the Vinyl release of Lo Mejor Del Año Vol. 2 on Discogs. Label: Discos Victoria - LPV • Series: Lo Mejor Del Año - 2 • Format: Vinyl LP, Compilation • Country: Colombia • Genre: Latin • Style: Cumbia, Vallenato, Descarga – La Banda Del Caribe: Morena De 15 Años Vocals 4/5(1).
  • – El Combo De Las Estrellas: Morena De 15 Años Written-By – Vicente "Paysa" Maldonado: A6 – Grupo Salvaje (2) El Alacrán Written-By – Rafael De Cubas: A7 – La Nueva Generación (6) Tu Boquita Written-By – Ivette Pacheco: B1 – La Billo's Caracas Boys* La Casa De Fernando Written-By – C. Vidal*, P. Galán* B2 – El Combo De Las 5/5(2).
  • Consulta los créditos, las críticas y las canciones, y compra la edición de Vinyl de 14 Cañonazos Bailables Vol. 16 en Discogs.5/5(3).
  • Jul 29,  · Provided to YouTube by The Orchard Enterprises Morena de Quince Años · Gran Combo de Colombia La Cumbia Colombiana. Éxitos Bailables. Vol. II .
  • Aug 25,  · Provided to YouTube by Symphonic Distribution Morena de 15 anos · Os Atuais · Os Atuais Nossas Canções, Vol. 1 ℗ Fonomidia Comércio .
  • Jun 26,  · Ronald y sus Bravos - Morena De 15 Años - Duration: Difosa Music , views. Los Reales del litoral Morena de 15 años - Duration: chepinpon Recommended for you.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *